12•10•2013

Aunque Lydia y Rodrigo no vivirán en Guadalajara ó Jalisco, Hacienda el Carmen fue el lugar que eligieron para honrar sus raíces (por lo menos las de Lydia) para unirse en matrimonio. La hacienda cuenta con una variedad interminable de escenarios de las que aproveche para lograr fotos de las que me siento muy orgulloso. No puedo dejar de mencionar lo emotiva y lo divertida que fue esta boda. Una boda intima con solo familiares y amigos cercanos.

Fué un honor documentar estos momentos. Aquí les deje la selección de las fotos.